martes, 8 de junio de 2010

Horno Real Catering. Una ceremonia de altura y una comida no tanto

El domingo pasado asistí a una boda. Claro ustedes me preguntarán que nos importa, poco la verdad, pero que sepan que se come. Y por lo general con bastantes detalles. Y esta no fue una excepción. Salvando lo magnifico de la ceremonia (debo un email de agradecimiento, apuntar en la agenda), el catering, que es un restaurante sirviendo en otro sitio, tuvo para mí, algunos aciertos y algunas decepciones.

Como tengo el menú puedo ir repasando cada plato salvo cada amuse-bouches (pequeña preparación de comida que debe comerse en mano y de un bocado, máximo 2) que algunos los llaman aperitivos, que los diré de memoria.

Amuse-bouches:

Degustación de bacalao y patata: Salado, bacalao salado, comienzo a pensar que soy yo el que “puede” estar equivocado. Pero por desgracia estoy en lo correcto, el trabajo que da desalar ese pescado parece para algunos y muchos, una tarea titánica. Contrario a lo que mis acompañantes piensan y sostenían, el bacalao no se sirve salado, la sal es un mero instrumento para proteger el producto desde la extracción hasta la mesa. Es como si sirviéramos unos espárragos con la liga que los acompaña, una chupa chups con el papel puesto, e incluso el jamón york con el plástico que lo recubre. Y no me alargo más porque si no esta entrada sería interminable.

Pasta buleban rellenos de queso azul con parmesano: definitivamente muy fuerte de sabor, mala elección de quesos.

Caramelitos de foi: Foi de pato envueltos en pasta de hojaldre horneados con forma de envoltura de un caramelo. Un acierto, simple y delicioso

Pasta buleban rellenas de gambas: buenas pero algo blandas, debieron sacarlas antes.

Recuerdo más los detalles malos que los buenos. Lo que demuestra que las decepciones predominaron.

Menú:

Crema de carabineros, cangrejo y bogavante, sobre un fondo de langostinos: Una sopa de marisco en toda regla. Estuvo verdaderamente buena. Quizás un poco más de sal no le hubiese venido mal. Excelente cocción del fondo, un fondo para los menos entendidos es lo que sería un caldo, pero cocido durante mucho más tiempo. En este caso, seguramente las cascaras y cabezas de langostinos se doraron en un horno o sartén, para luego deglasar con vino y reducir con verduras. Un acierto del chef y una buena manera de empezar la comida.

Sorbete de limón con cava: correcto pero sobraba el detalle florar en la pajita. Molestaba al beber.

Noisset de Ibérico al bardado, salsa de boletus, patatas a lo pobre y atillo de zanahoria: Un noisster de carne al bardado es un lomo ibérico rodeado de bacón, luego bridado (bien con una malla de algodón o a mano con un cordel) y cocido al horno. El bacón debe en principio prevenir quequede seco, pero se ve que no logró su cometido, estaba realmente seco y la carne totalmente pasada de cocción. Además el mío estaba frio. La salsa de boletus estaba escasa de todo, cantidad, sabor y boletus. Las patatas a lo pobre, estaban cerca de un puré. El atillo de zanahoria tenían un toque ligeramente superior al dente, necesitaba unos minutos de cocción. Un plato poco pensado para un catering y ejecutado además mal.

Queso fruit & tarta de yema tostada, tulipa de caramelo, helado de yogurt & helado de vainilla, coulis de frambuesa: DELICIOSOS, como regla general estuvieron sublimes. El coulis de frambuesa estuvo para repetir y repetir. El helado de yogurt estaba tan bueno que no parecía de yogurt. Una excelente manera de terminar la comida, mis felicitaciones a la cocina.

Los catering deben tener en cuenta, saber y dominar, el arte de cocinar comida que NO evolucione con el tiempo, o al menos que no lo haga tan rápido. Intentar platos que pueden y deban ser preparados con diligencia para cientos de personas sin que la calidad baje. Muchos de los que conozco dominan con claros y sombras este arte. De esta forma, el Horno Real Catering en mi opinión solo puedo darle la siguiente nota.

2 estrellas.

Horno Real Catering, Grupo Horno Sanbuenaventura, 954 703225. A falta de mapa doy los datos de contacto.

PD: La ceremonia fue una de las más sencillas, sentidas, intensas y perfectas de las que he tenido oportunidad de asistir. Pero claro esto es una opinión personal ajena a la intensión del blog, pero no puedo contenerme (a parte de paladar tengo uno que otro sentimiento).

2 comentarios:

E.M. P dijo...

Gracias Ray... ;)

Ray dijo...

De nada EMP aunque la P podríamos perderla jajaja